• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
982 102 114

Noticia de La Voz de Galicia del 31 de Mayo de 2018:

ENRIQUE G. SOUTO 

«En el Balneario queda por excavar la gran piscina central de época romana»
El arqueológo Francisco Hervés ha efectuado excavaciones en el recinto termal desde 1999 y ultima la memoria definitiva de estos trabajos

Llegó a Lugo el 5 de enero de 1986, al mismo tiempo que su colega Enrique González, para iniciar las excavaciones para los aparcamientos arqueológicos. Desde entonces, Francisco Hervés (Gijón, 1961) ha dejado al descubierto algunas de las piezas más relevantes del pasado romano de Lugo, pero también en otras ciudades gallegas.

Muchas de ellas en el Balneario. Allí localizó una de las originales conducciones de agua, de madera, anterior al año 40 d. C.

En el Balneario queda por excavar, señala, la gran piscina central, romana, en el patio posterior del edificio. Hervés pronuncia esta tarde, a las 20..0 horas, una conferencia en O Vello Cárcere dentro del ciclo Pasado desenterrado, en la que hablará del Balneario como yacimiento arqueológico.

?En el Balneario se ha venido efectuando investigación arqueológica desde 1998. Son muchos años...
?Actualmente, el propietario, al que hay que agradecer el notable esfuerzo económico que ha hecho, ha decidido parar las intervenciones arqueológicas, por un doble motivo. Por un lado, porque tiene muchas zonas al aire que no se han consolidado y se están deteriorando; por otro, porque prácticamente la modernización del edificio está concluida.
?Desde el campo de la arqueología, ¿qué es lo más notable que queda por investigar?
?La gran piscina central, en el patio posterior. El pavimento que la cubre será renovado, pero, lógicamente, es algo que solo requiere trabajo en superficie.
?Ahora trabajan en la memoria de las excavaciones efectuadas desde finales de los años 90 del siglo pasado...

?Sí, nos hemos puesto manos a la obra para dar forma a la memoria, para la que ya hay mucho trabajo hecho. Estará terminada hacia finales de este año o principios del próximo.
?Las del Balneario son unas excavaciones de referencia en la arqueología gallega...
?Hay que tener en cuenta que hablamos de un lugar que representa el poder imperial romano sobre la ciudad, y el poder de Augusto, sumo sacerdote y dios. Tenemos el mayor número de epígrafes de toda Galicia. El potencial es enorme en todo el interior del recinto que queda por excavar. Debajo de lo que hoy son restos de un horno del siglo XVIII y una era del caserío en el que vivía el bañero a mediados del XIX, se encuentra una de las salas abovedadas de mayor potencial del conjunto. Encontramos, contiguo a la antigua capilla, el arranque de una bóveda que era la cubrición de una gran piscina, actualmente colmatada con tierra, que solo pude ver en un extremo.

Igualmente, toda el ala más próxima a la carretera N-VI es de un gran potencial arqueológico. El mimado trozo de madera de una canalización de antes del año 40 d.CFrancisco Hervés ha pasado muchas horas limpiando el trozo de madera, posiblemente pino, que fue la tapa de una canalización de agua termal de los momentos fundacionales de lo que hoy es el balneario de Lugo. Señala que cuando llegan las tropas romanas a lo que hoy es Lugo se asientan en ese entorno y encuentran los afloramientos termales. Hacen una captación. Señala que esto ocurre poco antes de Tiberio; posteriormente esta captación será anulada y se construye el edificio de granito del que quedan vestigios.

?En lo que fue un pozo negro del Balneario encontraron gran número de sillares...?Sí, sillares decorados, que fueron reutilizados para el pozo negro. Esto nos indica que proceden de un gran edificio, por la calidad de la labra y la decoración. Encontramos incluso una basa de mármol.En la conferencia que ofrecerá esta tarde en O Vello Cárcere, este veterano arqueólogo, mostrará algún material que probablemente llamará la atención del público cuando explique aspectos relacionados con los hallazgos efectuados durante las excavaciones llevadas a cabo en el Balneario de Lugo, que en sus momentos iniciales representó el poder religioso-administrativo de Roma.


image-904411-la_voz.jpg
Foto de Kike

Página de la Voz de Galicia donde aparece la noticia

Aparición de Fortes & Herves en la Voz de Galicia

Noticia de La Voz de Galicia del 30 de Mayo de 2018:

Enrique G. Souto
lugo / la voz lugo 30/05/2018

Estudian restos de una canalización de madera de la época romana hallada en el Balneario de Lugo
Esta conducción se corresponde, según los datos que manejan los arqueólogos que las están analizando, con la época de la conquista de la ciudad

El pasado romano aflora en Lugo de la mano del trabajo de los arqueólogos. Las piedras van narrando retazos de la historia de la ciudad amurallada. Pero también, aunque con mucha menos frecuencia, la madera. Sí, también la madera, como la que conformaba una de las canalizaciones originales del balneario de Lugo, hecha de pino, anterior al año 40 d. c, al igual que la tapa. El encargado de estudiar estas piezas es el arqueólogo Francisco Hervés, responsable de la empresa Arqueoconsulting, que las localizó durante las excavaciones efectuadas en las termas romanas en el año 1999.

Hervés, junto a la arqueóloga María Luz Fernández, explica que el canal conducía el agua termal desde una arqueta, también de madera, hasta una piscina, que fue clausurada ya en época romana. Es, por tanto, anterior a la construcción del edificio, también romano, de granito. Esta canalización de madera se encontraba por debajo del muro que cerraba el edificio por uno de sus lados.

El mismo arqueólogo localizó otras canalizaciones de madera, encofradas en mortero de cal, teja romana y canto de río. El especialista explicó que, en su día, decidió guardar los restos de la tapa de madera para que se conservasen debidamente hasta el momento de poder estudiarlos. Lo hizo dentro de unos tubos metálicos, sellados con arcilla de las propias termas. Con la autorización del dueño del balneario de Lugo, Antonio Garaloces, dichas piezas serán enviadas al Museo del Castro de Viladonga, para que la Xunta decida cómo deben ser estudiadas. Él analiza una de ellas.

La canalización estaba formada por piezas de madera de entre 47 y 54 centímetros de largo, cortadas a bisel y de modo que encajasen unas en otras. De este canal, los arqueólogos identificaron aproximadamente unos 17 metros de tubería.

La madera parece ser pino. Esta conducción se corresponde, según los datos que maneja el veterano arqueólogo, de la época de la conquista de la ciudad. La construcción de este canal, como las demás infraestructuras del balneario de su misma época, fue obra del ejército romano.



Estudio de restos madera romana
Foto de Oscar Cela

Noticia de La Voz de Galicia del 15 de Junio de 2017:

ENRIQUE G. SOUTO 
LUGO / LA VOZ

Hallada parte de una piscina romana de agua caliente en el solar de Clérigos 1
Cuando ya no era utilizada para este fin, en el siglo IV o posteriormente, fue utilizada como tumba

En lo que hoy es el solar número 1 de la calle Clérigos hubo en época romana una gran casa. Había indicios arqueológicos que así lo indicaban con claridad, pero ahora acaba de quedar definitivamente demostrado con la localización de una parte de una piscina de agua caliente, y del hipocausto, el sistema utilizado para calentarla.

Así lo explica el veterano arqueólogo Francisco Hervés, de la empresa Fortes and Hervés Asociados.El hormigón de los cimientos de la pared del edificio inmediato se apoya directamente sobre los restos de la piscina, de los que se ve un pequeño tramo. Tiene un ancho, por el interior, de 1,90 metros, y una altura de 80 centímetros.
Es imposible determinar la longitud que puede tener. Presenta una moldura de cuarto de cañón, que se aprecia perfectamente. El suelo es de opus signinum. Herves no tiene duda de que se trata de una zona de baño privada.

Por la parte más próxima a lo que hoy es la calle Clérigos se localizaron recientemente vestigios de una calzada, así como de un espacio empedrado propio de la misma casa a la que corresponde la piscina. Esta parte empedrada corresponde al acceso desde la calle y a la planta más baja de la casa.
Allí se encontró el hipocausto. Por la citada parte empedrada accederían, explica el arqueólogo, los carros cargados de leña para alimentar el sistema de calentamiento de agua para el baño, en una planta más alta. Esta casa sufrió distintas evoluciones. De hecho algunas de las columnas del patio original debieron de servir de base para el hipocausto.

NUEVO USO
La piscina, cuando ya no era utilizada para este fin, en el siglo IV o posteriormente, fue utilizado como tumba. De hecho, se localizaron restos óseos.
Por tanto, los arqueólogos han identificado con claridad dos estancias en lo que fue una notable casa romana: la del hipocausto y la dedicada al baño.La piscina y el hipocausto fueron hallados durante las excavaciones llevadas a cabo en los márgenes de seguridad del solar, a efectos arqueológicos, según explicó Hervés.
image-906855-L14J7056.jpg
Kike

Noticia de La Voz de Galicia del 2 de Noviembre de 2015:

XOSÉ MARÍA PALACIOS 
LUGO / LA VOZ

La provincia de Lugo, un tesoro para los arqueólogos
Piezas halladas en los municipios de O Páramo, Friol y Pol aumentan el interés de la etapa castreña y de otras anteriores

Una provincia como Lugo es conocida por restos arqueológicos que se pueden visitar de norte a sur, empezando justo al borde del Cantábrico y acabando en la montaña de O Courel tras haber pasado por la Terra Chá.


También lo es por piezas halladas en excavaciones o en trabajos variados, y en ese sentido ofrece una riqueza que aún parece lejos de haberse agotado.Prueba de ello es que el arqueólogo lucense Francisco Herves, que desarrolla su actividad en un gabinete privado, está preparando un trabajo tras haber tenido información de la presencia de piezas prehistóricas en varios municipios de la provincia -Friol, O Páramo y Pol-, que a su vez completaban y ampliaban un hallazgo anterior, realizado hace varios años, en la parroquia de Orizón (Castro de Rei).

En esa parte de la Terra Chá se encontró, dentro de trabajos en un monte comunal, una pieza que Herves, tras haber manejado diversas hipótesis considera que representa un militar y que puede tener unos 3.000 años de antigüedad. Las piezas aparecidas en Friol y en O Páramo pueden corresponder a una época bastante próxima a la de Castro de Rei: Herves las sitúa en el período medio de la Edad del Bronce, entre el 2.400 y 600 antes de Cristo. También los rasgos que presentan ofrecen similitudes: en la de Friol se ven grabados, aunque la decoración es distinta pese a tratase de un iconografía parecida.

Falta aún por confirmar, dice Herves, si la pieza hallada en el municipio friolense es una estela, cuestión que sí, en cambio, ya parece confirmada en la que se encontró en O Páramo. Por lo que respecta al objeto hallado en el ayuntamiento de Pol, es una cabeza cortada, aunque por ahora no se puede precisar, detalla Herves, si fue tallada como una pieza exenta o se separó del resto. En este caso, además, el origen parece posterior, ya dentro del período castreño.

Que se sucedan los hallazgos no tiene por qué constituir una sorpresa, dice Herves. «Lugo es un tesoro para los arqueólogos; tiene una riqueza prehistórica que no se ve». Su intención es recoger y explicar esos hallazgos en un volumen, aunque reconoce y valora la importancia de estudios anteriores sobre diversos lugares de la provincia. Figuras como la de Orizón estaban seguramente, como explica Herves, junto a antiguos caminos, algo que no parece exclusiva del noroeste peninsular sino también común al Mediterráneo.

Lo que sí resulta importante, agrega, es que la redacción de los planes municipales de urbanismo cuente con la participación de arqueólogos para que se estudien y se documenten esas riquezas, que de otro modo pueden pasar inadvertidas. Sería un error, opina: «Lugo es una provincia muy interesante, pero no se excava», explica.


Noticia de El Progreso del 4 de Junio de 2013

El Progreso
Carmen Uz

Hallada en la vieja cárcel de Lugo una estructura funeraria romana única en Galicia
Es un recinto cuadrangular soterrado y con varios escalones y se cree que era un columbario para cenizas
El Círculo, por su parte, comienza la musealización del antiguo templo romano encontrado en su solar en 2005


LUGO. Es una estructura cuadrangular soterrada - tuvo una parte áerea que no se conserva -, de aproximadamente dos metros cuadrados, con tres escalones, suelo hecho a propósito y muros convencionales.

Los arqueólogos la sitúan en el alto imperio romano y hasta ahora nunca se había visto en Galicia.

Apareció en el contexto de una necrópolis - aunque posterior, las tumbas encontradas en la zona en los años ochenta son de la época bajoimperial -, por lo que, aunque la función de esta estructura encontrada en el subsuelo de la vieja cárcel de Lugo aún no está totalmente definida, todo parece indicar que está relacionada con un lugar de enterramiento o de algún tipo de ritual funerario.
...

Noticia de La Voz de Lemos del 27/02/2003
Enlace a la noticia

MIGUEL CABANA 
MONFORTE

Aparecen los restos del palacio condal de Monforte
Las obras del aparcamiento descubrieron el pavimento original de la plaza y del palacio La empresa Arqueoconsulting convenció a Paradores para restaurarlos

La sociedad de Paradores ha cambiado de estrategia en las obras de San Vicente. Las denuncias vecinales y del fiscal se han convertido en una actitud absolutamente conservacionista con el patrimonio.
La empresa Arqueoconsulting fue contratada para realizar las excavaciones arqueológicas en todas las zonas exteriores del monte de San Vicente. Y los resultados empiezan a ser espectaculares. Debajo de la huerta aparecieron en días pasados los restos del palacio que habían sido consumidos por un incendio en el año 1617.

Los arqueólogos descubrieron los muros del palacio, que conservan una altura superior a un metro. Apareció incluso el pavimento de un claustro, con un pozo de agua potable del palacio y aljibe. El director de la empresa Arqueoconsulting, Francisco Herves, convenció a la Sociedad de Paradores de que estas ruinas deberían ser aprovechadas. Y así será.

Los muros, el claustro y el pozo serán consolidados en su estado original para deleite de los turistas y de los vecinos de Monforte.

Y Paradores financiará la puesta en valor de estos restos arqueológicos.

Para que sean visibles más fácilmente, se tirará el muro actual que oculta la huerta del palacio, y será sustituido por una reja de forjado que permitirá observar desde la explanada del aparcamiento y desde la misma puerta de la iglesia estas ruinas o «jardín romántico», como le llaman los arqueólogos.La parte del palacio que quedó calcinada en el incendio de 1617 no fue reconstruida por falta de dinero, y se utilizó como escombrera.

Posteriormente se depositó tierra sobre los escombros y se creó la huerta que había actualmente.